Ángel de Jesús 

Angel es un joven talento originario de Michoacán pero zanca de corazón quién llegó a vivir  a Zihuatanejo por cuestiones laborales de su padre (maestro), atraído desde pequeño por el dibujo y la pintura, cuenta que cuando era niño le dijo a su papá “Cuando sea grande voy a tener una casa con muchos cuadros” porque así lo veía en películas, su papá le dijo que para eso debía tener mucho dinero porque las pinturas eran caras...

Un día, vio la galería de Suazo en el centro y se inspiró, empezó a pintar a los 14 años tomando clases en la casa de la cultura con el maestro Misael Hernández. El maestro Hernández solía llevar a su grupo de alumnos a pintar a lugares en vivo, a la playa regularmente.

“Me gusta pintar en vivo, para mi es mucho mejor que de una fotografía, siento que lo disfruto más”.

Comenzó a vender sus primeras pinturas en un festival “Unlimited FUN” organizado por la OCV cuando exponían en el museo y en la cancha municipal.

“Me gusta mucho Zihuatanejo, explorar, la playa, nadar, considero que hay que remarcar más los valores para que todos recojamos la basura cuando vamos a cualquier lugar a disfrutar”.

“Me gustaría que hubiera más inversión en cultura, que los talleres estuvieran adecuados para las clases, que haya clases en las colonias porque muchos niños no pueden ir al centro a tomar las clases, me gustaría poder dar clases en las colonias”.

Actualmente Ángel estudia contabilidad en la universidad tecnológica de la Costa Grande donde también ha sido voluntario dando clases de pintura durante algunos semestres.

La intención de Ángel es calificar para ser maestro de pintura y poder llevar su trabajo y experiencia para compartirlo con los niños de las diferentes colonias de Zihuatanejo, que el arte esté al alcance de más personas.

“Si alguien tiene la inquietud de hacer algo, no tengan miedo de intentar, sólo al intentar sabrás si puedes o no” Ánimo.


Soy Zanca de Corazón.