Jose Antonio Urbina 

Nació el El Cabritero, Petatlan en 1954 hijo de campesinos – “Fuimos 12 hermanos de petate muy humilde, digo petate porque no tuvimos cuna”—

Con una infancia complicada y sin ir a la escuela, se hizo más difícil al morir su padre a los 12 años y quedando su madre a cargo de todos. Empezó a leer y escribir de manera autodidacta, “leyendo” ilustraciones de las revistas como “Kalimán” o “Memín Pingüin”; a esa edad comienza a escribir sus primeras canciones.

Poco antes de cumplir los 13 años se muda con su madre y hermanos a San Jeronimito y ante la necesidad de sustento comienza a viajar a Zihuatanejo con dos de sus hermanos a trabajar como albañil en la construcción del hotel Sotavento – “En ese entonces el camión hacia dos o tres horas, era pura brecha, no había trabajo, o eras peón o eras pescador” – Recuerda haber trabajado también en la construcción del hotel “Caracol” ganando $15.00 diarios. La Sra Evarista, vecina del lugar le ofrece a él y sus hermanos quedarse a dormir en una parte de su casa para evitar el viaje y gastos diarios. Más tarde doña “Nuño” (así la llamaban) les dice que inviten a su mamá para conocerla…Le ofrece trabajo y una palapa en la colonia Darío Galeana; más tarde su madre empieza a trabajar hasta dos turnos en el hotel La Madera y además atendiendo siempre a sus hijos. Es así que sus hermanos menores pudieron ir a la escuela y trabajando los mayores juntos logran comprar un terreno.

En los años que comienza la construcción del destino de Ixtapa trabaja como albañil en el hotel Aristos en 1975, quedandose ahí a trabajar como steward, más tarde como mesero.

En Agosto de 1981 se va como mesero al hotel Camino Real (Ahora Brisas) y unos años después es ascendido a capitán y después asistente de centro de consumo. Trabajo en la hotelería hasta el 2003, -- “Siempre estuve escribiendo, tenía libretas llenas de canciones que luego quedaron grandes y se convertían en poemas, los poemas eran grandes y se convirtieron en cuentos, los cuentos así en novelas” – Se dedicó al trabajo hasta que sus hijas terminaron sus estudios universitarios.

A los 55 años, alentado por el profesor Raúl Roman Roman publica su primer novela “Felipa”  -- “Todo lo que poco o mucho que he hecho se lo debo a Raúl por apoyarme” – Ha escrito 9 libros y publicado 7, 589 canciones, incontables poemas, le han grabado 4 canciones artistas como Aracely Arámbula, La Tropa Calentana, entre otros.

Sus publicados son:

Felipa – cuento

Poemas, cuentos y sueños costeños – Poemas

Querer vivir del cuento – Cuento

Cuando el destino – Novela

Cuando el sol moja – Novela

Raíces – Poemas

Pensares – Poemas

Antonio Urbina

Sus libros estan a la venta en el Museo de la Costa Grande y en la Librería La Vaquita.

Actualmente Toño Urbina se encuentra de Jueves a domingo en la Plaza del Artista buscando fomentar el hábito de la lectura con el proyecto “Paralibros”, estructuras que semejan a la parada de un autobús donde se ofrecen libros de muchos temas para propiciar el hábito de la lectura en la población.

También lee para los reclusos en el centro de readaptación social de Zihuatanejo, lee para los niños en la plaza del artista e invita así a todos a que lean, a que los padres lo fomenten con sus hijos – “A la escuela se va a aprender pero nuestros hijos deben salir educados de la casa” --

La lectura es la única forma de sacar al país del bache… Vasconcelos dijo “Sólo los libros sacarán de la barbarie a este país”.

--“Me gustaría ser reconocido localmente, he recibido reconocimientos como escritor y promotor de cultura en Acapulco, Iguala y Chilpancingo, no en mi pueblo; sin embargo, me ha dado mucha satisfacción lo que hago, me llena de alegría recomendar un libro”.


Soy Zanca