Juanito Zihua

Nació en Netzahualcóyotl, Estado de México,  hijo único, a los 18 años y siendo  técnico en Metalurgia abandonó la carrera porque veía en la música su futuro. – Mi papá me dijo que si en un año no me iba bien tendría que regresar y continuar mis estudios – ¡Me fui con sesenta pesos en la bolsa!, primero a Veracruz, Mérida, Cancún, trabajé en hoteles y restaurantes, sólo me sabía seis canciones jaja, estuve dos años y quise probar suerte al sur, llegué a Acapulco y fue complicado, había mucha competencia y no te dejaban trabajar-.

Preguntó qué había más allá… Qué seguía de Acapulco, - Aquí no hay nada, son puros pueblitos, sigue hasta Zihuatanejo y a ver si allá tienes suerte - Le dijeron.

Juan nos cuenta que llegó a Zihuatanejo, se bajó del camión y preguntando llegó al centro, pretendía cantar en los camiones pero ¡no había! Los camiones eran escasos así que comenzó tocando en el mercado; una semana después José Luis Cobos lo invita a tocar en su bar “El Canto de las Sirenas”   - En ese entonces eran apenas cuatro mesas, focos rojos, cadenero – Rie, mientras nos cuenta.

Poco a poco fue creciendo el lugar, y yo ya trabajaba en Gigis Grill (que ya no existe) y en Bandido’s. -- En Canto de las Sirenas conocí gente, amigos de Cobos que venían a menudo y así me fui relacionando--.

En Bandido’s comenzó a cantar con Michelle una canadiense alta y poseedora de una voz hermosa. - Yo siempre he dicho que no soy un gran cantante, soy un show man,  por lo que hicimos un gran equipo;  ella era mucho más grande que yo así que comenzó a decirme “Juanito”, pronto nos fuimos juntos a trabajar en El Faro de Ixtapa, nos iba muy bien pero yo extrañaba Zihuatanejo y suspiraba al final de las canciones “zihuaa”.  -- Entonces la gente comenzó a ubicarme así, en la calle me decían “Zihua” y entonces fue que me convertí en Juanito Zihua--.

--¡Toco de todo menos corridos!, considero que la música es gran parte de nuestra vida, hay mensajes en la música que no se puede evitar, el cerebro los escucha, asimila y graba. Son muy importantes los mensajes que les damos a nuestros hijos a través de la música que escuchamos--.

Actualmente toca en: Mi tacita de café, Coconuts, Santa Prisca, Present Moments, Roberto Bistro y da clases en el preescolar Pierrre Faure ubicado en Las Salinas. Asímismo, es voluntario en Troncones dando clases de guitarra a niños y jóvenes de la comunidad, es apoyado por algunas personas que donan guitarras, dinero para el traslado, etc.

Juanito no toca mucho el tema pero desde hace algún tiempo recolecta juguetes que dona a los niños de escasos recursos; esto apoyado por otras personas que tienen las posibilidades para realizar esta noble labor.

-- “Todos queremos que nuestros hijos se conviertan en lo que queremos, es nuestra responsabilidad apoyar a nuestros hijos a descubrir su talento y no obligarlos a tener sólo las mejores calificaciones. Lo que sembramos ahora en ello serán las armas que les apoyarán en el futuro; sembremos seguridad, poder en ellos”--.

-- “Tengo un propósito, quiero que en Troncones logremos tener una casa de la cultura, voy a trabajar por ello porque en ese lugar los jóvenes pasan mucho tiempo sin hacer nada, después de la escuela necesitan cultivar su ser con actividades que los alejen de situaciones de riesgo”--. La música ayuda al a motricidad, seguridad, coordinación, la música te puede cambiar la vida”--.

-- “El ritmo de Zihuatanejo es lento, lo veo así, me gustaría que al gobierno llegara alguien con corazón, con deseos, con un equipo que quiera trabajar y no sólo ganar, que respete ese juramento que dice “mirando en todo por el bien y prosperidad y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande”--.

“Por cierto, este 24 de Noviembre de 2015 se realizará en Roberto Bristro’s un Festival de la Guitarra, están todos invitados”.

-- “La música me lo ha dado todo, he viajado dentro y fuera del país, soy afortunado por hacer lo que amo, me atrapó Zihuatanejo y por eso me quedé aquí, me enamoré de la gente” --.

Soy Zanca