Surfista Krystal Hernandez

Ella es Lisbeidy Kristal Hernandez Bello,  

Desde que tengo uso de razón mi papá nos ha llevado al mar, pues vivimos en la costa, cerca de él. Gracias a Dios es parte de mi vida y he tenido muchas experiencias ahí. Mi papá es pescador así que por eso soy muy cercana al mar.

Recuerdo la primera vez que vi a alguien surfear, fue a mi tío junto con sus amigos. Una vez fuí con un primo a ver como surfeaban... Bueno, nos llevo mi tío y desde que lo ví sentí la sensación más bonita, despertó algo dentro de mi. Fue genial ver como lo hacían, desde ahí me dieron muchas ganas de aprender. 

Cuando por primera vez mi mamá me dio la oportunidad de comprarme la tabla, me levanté temprano y le pedí que me llevara a surfear a playa, fuimos a playa "La madera". Sí, se me hizo difícil, pero siempre he sido muy inquieta y no me daba miedo. Lo más difícil para mi fué cuando me empezaba a parar, me desesperaba mucho. Nos juntamos con unos amigos y con ellos aprendí cada vez más. Formamos un grupo muy padre porque siempre nos apoyábamos y me motivaban mucho.

Aprendí en  "La Madera" y sí, el mar es peligroso, mi papá siempre me ha dicho que lo respete. Mis abuelos también dicen que así es la naturaleza, que por mas quieto que esté puede ser peligroso para nosotros.

Recuerdo la primera vez que pude pararme, fue en playa la madera. Nadaba muy segura y al momento que sentí que me jalo la ola, que ya podía parame, la agarré, me concentre, me pare, baje la ola y vi como me deslizaba. Fue algo hermoso!, es difícil expresar lo que sentí...pero creo que es una de las cosas que nunca olvidaré y que vale la pena recordar, cuando siento que ya no puedo, es en eso en lo que pienso: Todas las ganas que tenía de hacer esto y lo logré ahí por primera vez. Pienso entonces que es hora de hacerlo mejor. Recuerdo que sentí una emocion muy grande, me motiva mucho más, me acuerdo que salí del mar y le di gracias a Dios por darme esa dicha de conocer más de su naturaleza.

Lo que más me gusta, es despertar temprano, agarrar mi tabla y estar en un paraíso donde sé que me encuetro conmigo misma, donde mis problemas se van detrás de esas olas, donde siento que Dios esta, ahí, cuidandome siempre. El surf ha cambiado mi vida y nunca dejaré de agradecerle a Dios por eso que me ha dado, no cambiaria esa alegría por nada. Ya es parte de mi vida y es por eso que si Dios me permite yo seguiré surfeando.

Fuera de las playas de Zihua he ido a Nexpa, Playa Azul, Mazatlán, Ensenada, Puerto escondido, Acapulco y Perú.

Mi sueño es ir a surfear las olas de Indonesia, Australia o Hawai. El mar es mi hogar y me hace sentir bien, estar ahí dentro, compartiendo mis sueños y olvidando cosas que me hacen sentir mal, es un lugar maravilloso donde te conectas con la naturaleza.

Me motiva mucho cuando las olas estan buenas, pero sí, lo que más me motiva es mi familia que me apoya mucho, mi bebé, porque quiero que vea que todo se puede lograr si uno se lo propone y le hecha ganas.

Logre llegar aquí porque cuando empecé a surfear me gusto mucho y haciéndolo me divierto. Creo que un buen surfer es el que se divierte, así que con muchas ganas y fuerza de voluntad, me quise siempre superar a mi misma y ver así hasta donde soy capaz se llegar. Nací el 11 de diciembre de 1994, me tomo 20 años conquistar el título Nacional... Mi nombre es Kristal Hernandez Bello y #SoyZanca.

Krystal Hernandez