A veces el destino te persigue…

Nacido en Acapulco y de infancia austera, el Chef Antonio Giles estudió Hotelería y Gastronomía por haber reprobado informática que era lo que él quería, la opción era esta carrera así que la tomó, con el tiempo le encantó por el hecho de que se necesita ser creativo en la cocina.

Durante sus estudios participó en diferentes concursos y ganó algunos por lo que sus profesores lo tomaron en cuenta para comenzar a trabajar, siendo su primer empleo en el restaurante Pancho Bigotes en Acapulco  y después un tiempo en el Hotel Pierre Marqués Acapulco.

En Acapulco era difícil trabajar bajo el mando de los sindicatos entonces ve la posibilidad de trasladarse a Zihuatanejo ya que el Chef Arturo Hipólito Hernandez quien fuera su profesor trabajaba en Ixtapa.

Fue así que quedó con un amigo de venir a vivir a Zihuatanejo a probar suerte; sin embargo y “a la mera hora” lo dejó plantado en la central de autobuses, no llegó. 

–“Tenía 20 años, tuve miedo pero ya había tomado la decisión y no podía regresarme, llegué entonces así a Zihuatanejo: Solo, sin dinero pero con muchas ganas de trabajar” –

Disfrutó de la época dorada de Ixtapa y Zihuatanejo, allá por 1991al trabajar en el hotel Sheraton, había muchos eventos de grandes empresas como Coca Cola, Nestlé, Loreal, eventos de más de 1500 personas.

Trabajó después en un restaurante de cocina francesa en Ixtapa con el chef Eric D’bail y más tarde en “The ligth House” donde ya a los 21 años era chef de partie.

 Sabores y Colores zihuatanejo Sashimi de atún

Regresa unos años después a Sheraton como chef y labora ahí otros 4 años hasta que llega la oportunidad de trabajar en La Casa Que Canta como cocinero, entra y un año después se convierte en el chef ejecutivo durante 16 años, —“Fue mucho aprendizaje, procesos, establecer estándares”—Nos dice. En el año 2000 Casa que canta se convierte en uno de los mejores de México, los años siguientes son muy buenos y obtienen altas calificaciones en diferentes áreas y asimismo es recocido por la gastronomía.

En este tiempo el Chef Antonio Giles viaja a distintos lugares para conocer y aprender sobre cocina de raíces básicas; es decir, ingredientes locales básicos para de ahí presentar sus propias creaciones. Tiene  estancias en restaurantes Franceses, toma cursos de repostería, panadería, formándose así un conocimiento más integral.  Participa también en 2011 y 2012 en los eventos de Food and Wine.

En 2014 decide abrir su propio restaurante, Sabores y Colores, con el objetivo de presentar sus platillos a la gente local de Zihuatanejo, con los mismos estándares pero al alcance de más personas. Muchos clientes repetitivos de Casa que Canta continúan visitándolo cada año ahora en Sabores y Colores que además propone fomentar el arte exponiendo pinturas de la artista Rubí Quintana y dando espacio a nuevos músicos talentosos como “Los hijos de la Bohemia” que tocan los domingos y  la cantante Karina los viernes y sábados en la noche en temporada.

—“Hacemos cocina de raíces básicas, ingredientes locales y nacionales con toques distintos, la sencillez no está peleada con el buen gusto”—

—“Queremos que la gente se sienta en confianza, de pedir lo que quiera y si tenemos los ingredientes con mucho gusto lo hacemos”—

Nos cuenta que lo más complicado es encontrar personal adecuado y capacitarlo, que seas organizados y exigentes con ellos mismos.

—“No me gusta que nosotros mismos en Zihuatanejo devaluemos el servicio que alguna vez hubo, que el destino se malbarate”

—“Lo que más me gusta de Zihuatanejo es la calidad de vida, en realidad aquí se vive muy bien, con tranquilidad, con paz, se respira aire puro, desafortunadamente no hemos logrado apreciar, valorar lo que tenemos”—

Sabores y Colores es uno de los restaurantes en Zihuatanejo mejor calificados por los viajeros, ha recibido visitas de bloggers especializados en Turismo y Gastronomía recibiendo excelentes comentarios a tan solo un año y un par de meses de su apertura.

—“Tener tu propio negocio no está fácil, pero debemos entender que la prosperidad llega a través del trabajo, la constancia y la pasión por hacer las cosas”—

Soy Antonio García Giles, tengo 25 años viviendo en Zihuatanejo y soy Zanca de corazón.

   Chef Antonio Giles Sabores y Colores